martes, 22 de marzo de 2011

OPINIONES: Brian de Palma


Cuando se trabaja, como hago yo, con el suspense o el terror, se puede salir con frecuencia del paso porque la gente no lo toma a uno en serio. Lo que les cuentas puede hacerles sentirse incómodos, pero luego se lo quitan de encima diciendo: sólo es una película, la realidad no es así. Y, sin embargo, lo que yo hago es enfrentarlo con sus temores más primarios, con su inconsciente, pero lo hago de forma atractiva.


Pero nuestros críticos tienen un nivel cada vez más lamentable. La mayoría ni siquiera intenta ya saber qué cuentan las películas que haces. No pasan de las apariencias; para ellos, lo que yo hago pertenece al género melodrama terorífico y punto. He llegado incluso a preguntarme si quedan en los Estados Unidos críticos dignos de tal nombre. Cuando yo empecé, estaban Pauline Kael y Andrew Sarris; ahora ya no ejercen...En cuanto a los demás, lo que hacen sobre todo es proporcionar material publicitario a los estudios reduciendo las películas a un mero adjetivo: "Deslumbrante", "Fulanito se ha superado..." Si te fías de sus opiniones, puedes creerte con toda sinceridad que se estrenan anualmente más de treinta obras maestras en los Estados Unidos.

"Brian de Palma por Brian de Palma"  de S. Blumenfeld y L. Vachaud.










OPINIONES: Ernst Fischer, Robert Stam

Bertold Brecht no abrigaba simpatía alguna por el mundo burgués. Lo rechazaba violentamente, se pronunciaba sin restricciones por el mundo en devenir del socialismo, consciente de la problemática planteada por ese proceso, y supo hablar de ello en una lengua poética que fascina inclusive a quienes no piensan como él. Su método artístico consiste en superar la alienación mediante el "efecto de alejamiento", en no reflejar de manera naturalista una realidad difícil de diferenciar sino presentarla proyectando sobre ella una luz tan insólita que gracias a ello se revela de repente en su verdad. Tal método ha ejercido también sus efectos sobre quienes no soportaban que se les hablara del siglo XX con el estilo del XIX.


Ernst Fischer "El problema de lo real en el arte moderno"

--------------------------------------------------------

El distanciamiento brechtiano, al fin y al cabo, sólo podrá ser efectivo si existe algo -una emoción, un deseo- de que distanciarse. Limitarse a lamentar los deleites del público frente al espectáculo y a la narración delata una actitud puritana respecto del placer del cine. De poco les sirve a las películas ser correctas, si a nadie le interesa participar en ellas.

Robert Stam.